Contexto de recepción

El contexto de recepción es el momento o realidad cultural que rodea la lectura de una obra determinada, independientemente del momento de su producción. Este concepto es importante porque justifica que cada lectura es un proceso distinto, incluso si un mismo lector la lleva a cabo en dos momentos diferentes de su vida. En el caso de La última niebla, en el momento de ser publicada fue al mismo tiempo alabada por sus rasgos literarios y criticada por su temática y argumento; así mismo, las lecturas que se han realizado desde su publicación reflejan tantas perspectivas como lectores han disfrutado la obra.

Anuncios

En definitiva, el emisor tiene su contexto y desde él escribe su obra y la cierra en el punto final; el lector abre posteriormente esa obra y la decodifica desde otro contexto para construir un sentido. Es importante que sepas que el contexto de producción importa en la medida en que el texto solicita esa información para completar el sentido de la obra y no por sí solo. No es muy provechoso conocer la historia de la literatura sin ligarla a obras concretas. Lo que importa es el goce e interpretación de un texto y, en este sentido, el contexto ayuda a ese cometido.

Anuncios