Morfología y clases de morfemas

La morfología (de morfo- y -logía ) o “estudio de la forma” es la ciencia que se ocupa de la estructura y de las clases de los morfemas y de las palabras. Así pues, hablamos de dos partes en el ámbito de estudio de la morfología:

Anuncios

A) Morfología léxica: se ocupa de la formación de las palabras.

Ejemplo:

bello, belleza, embellecer... 

B) Morfología flexiva: se ocupa de las variaciones gramaticales de las palabras.

Ejemplo:

bello, bella, bellos, bellas; como, comeré, comerás...

Los morfemas y sus clases

Los morfemas son unidades mínimas dotadas de significado (recuérdese que también los fonemas son unidades mínimas, pero no tienen significado) que pueden estar formadas por uno: a, y, -o, -a, -s… o varios fonemas: luz, sal, cuaderno… y pueden coincidir o no con la palabra. Ésta, a su vez, puede estar constituida por uno: a, luz , o varios morfemas: cuadernito, boticarios.

Ejemplo:

ALuzCuadernoCuadern-itoBotic-ari-o-s
1 palabra1 palabra1 palabra1 palabra1 palabra
1 morfema1 morfema1 morfema2 morfemas4 morfemas
1 fonema3 fonemas8 fonemas10 fonemas10 fonemas

Según su modo de significar, los morfemas se clasifican en:

A) Morfemas léxicos o lexemas: son morfemas con significado pleno, es decir, que se refiere a la realidad extralingüística. En ellos se encuentra el significado central que es común a todas las palabras de la misma familia léxica . Los encontramos necesariamente en los sustantivos, adjetivos y verbos. Ejemplo:

árbol , arbol eda, chic-o, chiqu-ill-ada dolor-es, zapat-ero, cant-aremos.

B) Morfemas gramaticales: son morfemas que tienen significado gramatical, es decir que significan sólo relaciones gramaticales o estructurales y que sirven para modificar o relacionar el significado de otros morfemas. Ejemplo:

dolor-es , zapat-er-o , canta-re-mos , el , a ...

Los hay de varios tipos:

a) Libres: son los que forman palabras por sí solos. Ejemplo:

los, me, para, que (determinativos, pronombres, preposiciones, conjunciones).

b) Trabados: son los que van unidos a otros morfemas con los que forman palabras. Hay dos clases:

Morfemas flexivos o desinenciales: los que indican género y número en los sustantivos, adjetivos, determinativos y algunos pronombres y tiempo , modo, aspecto, número y persona en los verbos. Permiten la clasificación de las palabras en categorías variables: nominales (nombres, adjetivos, pronombres y determinativos) y verbales (verbos) e invariables (adverbios, preposiciones y conjunciones). Se sitúan siempre al final de la palabra. El mismo morfema puede aparecer con marcas (o morfos ) distintas según las palabras de que forme parte y las diferentes marcas o morfos que realizan el mismo morfema se llaman alomorfos. El signo Ø indica la ausencia de marca de un morfema flexivo que, por otra parte, es tan significativa como su presencia.

Ejemplo: chicos, chicaØ (marca de singular por ausencia de marca de plural; el hecho de que no esté la -s, significa singular), cantaremos, cantáis (re, morfema de tiempo, modo y aspecto que indica futuro imperfecto de indicativo. La ausencia de ese morfema en cantáØis significa presente de indicativo); cantemos, perdamos (-e-, -a- son alomorfos del presente de subjuntivo: -e- de la primera conjugación y -a- de la segunda y tercera)

Morfema léxicoMorfemas gramaticales
Categorías nominalesGéneroNúmero
Chic--o--s
-a
Morfema léxicoMorfemas gramaticales
Categorías verbalesTiempo /modo/aspectoNúmero/Persona
Cant+(a)--re--mos
-Ø--is
Cant--e--mos
Perd--a--mos

Morfemas derivativos o afijos: son los que se añaden al lexema para formar derivados. Estos morfemas constituyen un procedimiento muy efectivo de formación de palabras. Según su posición dentro de la palabra, distinguimos entre:

  • Prefijos: los que se sitúan antes del lexema. Tienen significados variables: negación ( a/an-), anterioridad (ante-), oposición (anti-), interioridad (en-/em-, intra-)… y se caracterizan porque no cambian ni la referencia ni la categoría gramatical de la palabra de la que derivan: Ejemplo: in-útil, a-político, tri-sílabo, intra-historia, super-coche…
  • Sufijos: los que se sitúan detrás del lexema. Poseen diferentes significados y se distingue entre:

    • Sufijos apreciativos: que aportan a la palabra matices de afectividad. Son los: aumentativos ( cochazo ), diminutivos ( robotito ), despectivos ( perrucho ) o superlativos ( tontísimo ) que no modifican la referencia ni la categoría gramatical de la palabra de la que proceden.

      Ejemplo: cochazo sigue teniendo la misma referencia (vehículo) y la misma categoría gramatical (nombre) que coche y sólo varía el matiz de admiración que introduce el sufijo apreciativo aumentativo -azo.

    • Sufijos no apreciativos que añaden signi- ficados de tipo abstracto y modifican la refe- rencia y la categoría gramatical de la palabra de la que proceden.

      Ejemplo: limon-ar, (la referencia ya no es un fruto sino un huerto de limoneros) madruga-dor (del verbo madrugar deriva el adjetivo madrugador), amor-oso (del sustantivo amor, deriva el adjetivo amoroso)…

    • Infijos o interfijos: son los que se sitúan entre el lexema y los afijos. Los infijos, que en realidad no son más que elementos de unión, constituyen una categoría especial puesto que carecen de significado y, por tanto, no pueden considerarse morfemas.

      Ejemplo: coch-ec-ito, cafe-t-ito, hum-ar-eda…

Recuerda

La morfología se ocupa de los morfemas y de las palabras. Los morfemas son unidades mínimas dotadas de significado que pueden estar formadas por uno o varios fonemas y que pueden coincidir o no con la palabra que, a su vez, puede estar constituida por uno o por varios morfemas. Por su modo de significar, los morfemas se clasifican en morfemas léxicos o lexemas que poseen significado pleno y morfemas gramaticales cuyo significado remite a relaciones gramaticales o estructurales. Éstos últimos pueden ser libres o independientes y trabados o dependientes los que, a su vez, se dividen en flexivos o desinenciales (propios de las categorías nominales y verbales) y derivativos o afijos (prefijos y sufijos) cuya función es formar nuevas palabras.

Anuncios